Las bolsas de polietileno son, al igual que las de polipropileno, un tipo de bolsa muy utilizada para el envasado o guardado de diversos productos, pero presentan algunas diferencias que destacaremos a lo largo de este artículo. Puede adquirirlas en nuestra tienda online en el menú de bolsas

Actualmente existen en el mercado una gran diversidad de tamaños y tipos de bolsas de polietileno, pero vamos a centrarnos en las principales, que constituyen un 80% de la cuota de mercado:

Bolsas de polietileno abiertas

Estas bolsas son fabricadas en polietileno de baja densidad, poseen una gran transparencia y flexibilidad. Estas bolsas de polietileno son adecuadas para contener artículos sólidos o pulverulentos. Además, son aptas para contener alimentos. Se recomienda almacenar en lugar seco a temperaturas entre 10° y 30°C en su embalaje original, sin exponer a la luz solar directa.

Bolsas de polietileno con autocierre

Este tipo de bolsas poseen un práctico autocierre, lo que evita tener que sellarlas cada vez. Son 100% transparentes, flexibles y aptas para uso alimentario. se utiliza para la conservación y envasado de sólidos o pulvurulentos, incluso alimentos. Pueden ser congeladas.

Bolsas de polietileno con autocierre y bandas de escritura

Es exactamente igual que las bolsas de polietileno con autocierre, pero posee 3 bandas de escritura para poder escribir cualquier anotación para identificación del producto.